Luis Assardo12.03.2013.

Durante el tiempo que trabajé como editor web y como catedrático de periodismo digital, uno de mis enunciados recurrentes era la vida de un portal: seis meses.

Hoy encontré un artículo en una de mis revistas favoritas: inc.com. El artículo se titula “El Poder de la Consistencia: 5 formas de hacerlo”. Se incluye, en cinco platos, las mejores prácticas relacionadas a la implementación de nuevos proyectos.

En resumen, les puedo describir cada una de las sugerencias (muy buenas por cierto).

1. La consistencia permite las mediciones adecuadas, pero en el tiempo adecuado.

2. La consistencia crea trazabilidad en la verificación y seguimiento de metas (todo amarrado a la primer sugerencia).

3. La consistencia puede ayudarte a establecer una mejor reputación, al dejar rastro sobre los proyectos que lanzas.

4. La consistencia te pone en el mapa. Te hace un trabajador o emprendedor relevante, por las nuevas propuestas.

5. La consistencia (muy importante) hace perdurable el mensaje que se envía a clientes internos y externos de la empresa.

Voy a expandir la primer sugerencia, que es la más relevante.  Eric V. Holtzclaw, el autor, explica que la mejor forma de darle seguimiento y evaluar cualquier proyecto es darle un tiempo adecuado. Yo sé que muchísimos proyectos han sido desechados, anulados y tirados a la basura, por considerarlos inservibles luego de probarlos durante 2 días. “Ya ves, no sirve, regresemos a lo que hacíamos bien antes” “No debimos haber cambiado, estábamos mejor antes”, etc. Todas frases que he escuchado al estar implementando un proyecto (de lo que sea).

Ahora, nace la lógica pregunta: ¿cuánto tiempo es el necesario? Coincido con el autor, el tiempo que considero válido un portal es de seis meses, el dice que esa cantidad de tiempo es más que suficiente para darse cuenta, evaluar y verificar resultados. Por ende para saber si sirve o no.

 

Ahora enlazo todo lo anterior:

Un proyecto digital debe (para ser exitoso) considerar un departamento de innovación y desarrollo. Esto ya lo he mencionado en posts anteriores. Si lanzamos un proyecto digital y lo evaluamos durante seis meses, sabremos si funciona. Mientras eso ocurre podremos estar montando un nuevo proyecto o mejorando uno anterior. Al término de seis meses tendremos algo nuevo que lanzar, y así consecutivamente. Si el proyecto sirve, ha pasado suficiente tiempo para establecer bien los procesos (ya estarán estables) y puedes dedicarte a hacer algo mejor. Así se generan los ciclos de seis meses de vida en proyectos digitales de los que tanto he hablado.

 

Les dejo el enlace del artículo y les recomiendo navegar su portal, tiene muy buenos reportajes sobre emprendimiento en tecnología.

http://www.inc.com/eric-v-holtzclaw/consistency-power-success-rules.htm

Artículos recientes del blog RSS